Saber si la exigencia o permisividad que doy a mis hijos es la correcta es todo un arte.

Necesito conocerme primero a mi, que valores y principios son importantes para mi y para mi pareja para inculcarlos en mis hijos. Así como cada persona es diferente, imagínate cada familia que se basa en la union de dos personas diferentes. Las posibilidades son infinitas, cada pareja decide por si misma como educar a sus hijos, que es importante y que no lo es.

Es por eso, que en pareja deberíamos decidir, no solo valores y principios a educar, ya que estos son la meta, o el resultado final, pero los pasos para llegar a estas metas, es decir, los limites, los permisos, lo prohibido y lo permitido en cada hogar.

Algunas parejas por ejemplo decidirán que el respeto es muy importante, y marcaran los límites del respeto en casa, podria ser, no interrumpir a los adultos, no jugar en la sala, etc. mientras otras parejas decidirán que es importante la libertad, y sus límites podrían ser más flexibles en estos aspectos.

En cualquier caso es necesario tener en cuenta que la línea entre límite y permisividad no es muy clara en todos los casos y que es fácil, que nosotros mismos nos confundamos, de ahí viene esta duda de la permisividad y la exigencia.

Así que, para los niños es aún más confusa esta línea, es por eso que los límites y las reglas de casa deben de tener tres características, deben ser MUY claras para los niños dependiendo de su edad, deben ser constantes, si no esta permitido brincar en los sillones, tampoco en las camas y debe ser en TODA ocasión, y con consecuencia, que los niños sepan que pasa cuando no respetan un límite y que la consecuencia a esta sea LÓGICA, que tenga relación con el límite que se brincaron.

Este tema es muy amplio y seguiremos en otro momento. Disfruten a sus hijos.