Áreas de aprendizaje

ÁREA MUSICAL Y RITMO

El ritmo comienza al inicio de la vida intrauterina; lo primero que escucha el bebé, dentro del útero materno es el ritmo cardiaco de la mamá, si a esto añadimos el suave movimiento del líquido amniótico, podríamos decir, que el bebé «baila» desde el vientre materno.

Todo tiene ritmo, incluso los niños; los bebés comienzan a golpear objetos (juguetes y sonajas) para escuchar el sonido que producen y al hacerlo de manera repetida, producen ritmos. Si escuchan música, se mueven incluso sentados; cuando ya caminan, no lo pueden evitar, al escuchar música, bailan.

Sólo es necesario darle forma y dirigirlo, para que el niño pueda descubrirlo y expresarlo.

El ritmo es necesario para el aprendizaje, todo tiene ritmo, una seriación, una secuencia, la matemática e incluso la adquisición de la lectoescritura requiere ritmo.

                           ÁREA SOCIAL Y EMOCIONAL

Una de las necesidades de los niños es la socialización, aprendemos a relacionarnos con otras personas más allá de la familia, desde pequeños, al jugar, cantar, bailar y convivir con otros niños. Esto, además, les permite a los niños adquirir un autoconocimiento como persona, diferente a otros, y al mismo tiempo semejante a otros niños.

También reafirma su autoestima y le permite manejar diferentes valores como el compartir, la empatía, esperar turno, etc.

Los valores que se manejan en el taller están relacionados con la socialización y con un desarrollo emocional sano. Procurando el reforzamiento positivo, el respeto, la comunicación, la empatía, la tolerancia y la capacidad de aceptación del otro.

Para los niños, el desarrollar una sana autoestima es esencial, les permite moverse con seguridad y soltura en la sociedad, sin necesidad de presumir o pretender.

ÁREA COGNITIVA

El desarrollo cognitivo es la observación, el análisis y la comprensión del mundo que rodea al niño. Está basado en la experimentación, el ensayo y error y en lo concreto.

El manejo del material y las actividades que se efectúan, permiten al niño despertar su curiosidad, buscar soluciones, detectar sus errores y corregirlos, observar, manipular, experimentar y analizar; para poder así comprender el mundo que le rodea, de una manera objetiva, con material concreto y utilizando sus aprendizajes anteriores.

Dentro de esta área, manejamos el lenguaje, conociendo sustantivos, verbos, adjetivos, a modo de juego, para que el niño se relacione naturalmente con el inglés.

ÁREA PSICOMOTORA

El desarrollo psicomotor, es el aprendizaje a través del movimiento, es la maduración y la ejercitación de la mente y del cuerpo como un todo. Manifiesta también emociones, sentimientos y pensamientos. El movimiento madura neuronas y expresa emociones.

Siendo mamá y maestra de preescolar, me ha tocado escuchar a muchas mamás y maestras quejándose «no lo aguanto, se mueve todo el tiempo”. ¿Qué pueden esperar de un niño? ¿Qué se siente durante horas y esté calladito?

Cuando los niños se mueven en un ambiente muy controlado, como podría ser un departamento pequeño lleno de muebles y objetos que se rompen, con poco espacio para el juego y el movimiento; es lógico pensar que, al llegar a la escuela, con mucho espacio y mucho material, los niños querrán moverse, correr y jugar con el material, y esto es natural.

De la libertad de movimiento de los niños, dependerán las habilidades y las capacidades que pueda desarrollar en el futuro.

DEJEMOS QUE SE MUEVAN

ÁREA PERCEPTIVO-SENSORIAL

Podemos decir que es todo conocimiento de algo, a través de la impresión personal que nos dan nuestros sentidos. Adquirir conciencia del mundo que me rodea, por medio de los sentidos. Es el primer procedimiento cognitivo del bebé.

La sensación y la percepción podrían parecer lo mismo, pero en realidad son complementarias. La primera es una experiencia obtenida por un estímulo, es fisiológica. La segunda es la interpretación de la sensación, es psicológica.

Como ya mencionamos la sensación y la percepción se adquieren a través de las experiencias, y esto en los niños se da por medio del juego.

ÁREA ARTÍSTICA

 El arte permite a los niños expresar su creatividad, su mundo interior, su imaginación, sus emociones y sensaciones más profundas.

La expresión artística potencia las capacidades intelectuales del niño, su capacidad de comunicación, su sensibilidad ante el mundo, su autoconciencia, su autoestima, su motivación personal y su disciplina.

ÁREA CIENTÍFICA

El primer acercamiento de los niños a la ciencia es a través de los sentidos. Si, la sensación y la percepción, son la base de la ciencia, y como trabajamos la sensopercepción en los niños, también trabajamos la ciencia con pequeños experimentos con agua, con colores, con harina, con lupas, etc.

Realizar experimentos sencillos, estimula la capacidad de maravillarse, de observar, de participar, de imaginar y crear; desarrollando su espíritu crítico y su razonamiento lógico.

Observar la ciencia desde su aspecto divertido, les ayuda a querer aprender siempre más. Utilizando la automotivación como base del impulso para aprender.

ÁREA DE PRE-LECTURA

Sólo para los más pequeños.

La maduración para le lectoescritura, es compleja y elaborada. NO es sencillo.

A pesar de que existen muchos métodos que dicen poder hacer que los niños lean a los 6 meses o a los 3 años. Recuerden que no todo lo que brilla es oro. Muchos de estos métodos están basados en la repetición y la memorización, NO implican la maduración neurológica y mucho menos la comprensión.

De hecho, la lista de los prerrequisitos para la lectoescritura es larga, ponemos aquí, algunos de ellos.

Para lograr la lectoescritura, los niños deben identificar nombrar y utilizar correctamente los siguientes prerrequisitos.

1-Esquema corporal

2-Percepción y sensación

3-Nociones infra lógicas

4-Constancias

5-Lenguaje

6-Coordinación gruesa y fina

7-Ubicación espacial, corporal y gráfica

8-Ubicación temporal

9-Segmentación del movimiento

10-Relación de cantidad

11-Discriminación y asociación

12-Semejanzas y diferencias

13-Opuestos

14-Seguimiento de instrucciones

15-Ritmo

16-Atención

17-Memoria

18-Clasificación

19-Secuencias y seriaciones

Como padres, estoy segura que encuentran algunos de estos temas poco conocidos, o quizá incluso, nunca los habían escuchado. Sin embargo, todos estos temas son muy familiares para las maestras de preescolar; son la base de nuestro trabajo diario.

ÁREA LÓGICO MATEMÁTICA

El inicio de las matemáticas para los niños, se dan de manera muy semejante a la maduración para la lectoescritura; trabajando los prerrequisitos antes mencionados. De hecho, algunos de ellos son la base de la lógica matemática; como, por ejemplo: las nociones infra lógicas, la seriación, la clasificación, la relación de cantidad etc.

Una vez que el niño ha logrado conocer, controlar y manejar los prerrequisitos anteriores, está listo para la noción de número, su utilización y comprensión. Sin presión y sin rechazo, naturalmente.

ÁREA DE LECTOESCRITURA EN INGLÉS

Una vez que el pequeño ha adquirido la madurez necesaria en todas las áreas, está listo para la lectoescritura en español, sin embargo, el paso de la lectoescritura en español a la lectoescritura en inglés, es muy sencillo.

El truco está en el método a utilizar, ya que en español la mayoría de las letras sólo tienen un sonido, mientras que en inglés muchas de ellas tienen dos sonidos.

El método que utilizamos marca está diferencia de modo sencillo y natural, como el niño ya ha adquirido la pronunciación correcta de las palabras, debe mostrársele los diferentes sonidos de las letras.